El Centro

ANARELA nace el 1 de febrero del 2016, tras unos meses de muchos papeleos y movimientos. Inicialmente era un centro de psicología, donde ANA (psicóloga sanitaria) Y REbeca (la psicóloga educativa) todos los días ponían sobre la mesa miles de ideas para dar lo mejor de nosotras, siempre asesoradas por nuestro gran apoyo LAura (trabajadora social que nos ayudó con todos los papeleos).

Una vez que tuvimos el sitio ideal tras recorrer un montón de locales y de localidades, nos decantamos por el primero que vimos que es el emplazamiento actual de nuestro centro. Sabíamos lo que queríamos, hacer las cosas con profesionalidad y cariño, siempre teniendo en cuenta a la persona y a su contexto, para poquito a poco llegar a más gente.

Gracias a todos los que nos apoyaron desde el inicio este pequeño gran sueño fue creciendo hasta lo que es hoy en día. A medida que las demandas de nuestros usuarios fueron mayores y nos especializábamos cada una dentro de su rama, veíamos necesario la incorporación del servicio de logopedia; por este servicio pasaron varias personas, pero en estos momentos tenemos a dos personillas muy especiales que hacen que el servicio de logopedia marche viento en popa y dibujando siempre sonrisas en los niños y adultos con los que trabajan. Un añito después incorporamos el servicio de terapeuta ocupacional, que a pesar de no ser tan conocido por la gente de a pie es tan necesario. El último servicio a incorporar a los 3 años fue la educación nutricional, dado lo relevante que observamos que es la nutrición para muchos de los desafíos que tienen que combatir los usuarios que acuden a nuestro centro.

Hoy en día agradecer a tod@s las personas que formáis o firmasteis parte de la historia de Anarela: los peques, los no tan peques, los adultos, las personas de tercera edad; las personitas que trabajasteis y dejasteis todas y cada una de vosotras huella;  las entidades con la que colaboramos, especialmente a Un Máis por confiar en nosotras desde el primer momento; y a nuestra gente que hizo que este pequeño gran sueño…dejase de ser pequeño y sobre todo dejase de ser un sueño para convertirse en nuestra realidad y nuestro día a día.

 

Ana, directora de ANARELA

×